Posted in Cultura

 

Películas en blanco y negro (y alguna más para ver la vida de color de rosa)

La periodista Paloma Herce nos elabora un listado de películas clásicas para estos días de frío y… bueno, perfectas para cualquier momento. Las películas siempre nos trasladan a otros universos y a otros mundos y este año seguramente han sido un salvavidas para muchos. Pero no deberían serlo de algo concreto, siempre es bueno recurrir a un buen largometraje. Nos pueden inspirar en nuestra vida diaria, en la manera de vestir, en la manera de hablar… El cine es siempre una buena idea, como París. 

 

 

 

Vacaciones en Roma (1953)

No nos traslada a París, pero sí a la Eterna Roma. Esa ciudad maravillosa a la que conoces en una película en blanco y negro y te sorprende que en color sea exactamente igual. Fantasear con tomarse un helado en las escaleras de la Piazza di Spagna, un paseo en Vespa, soñar con vivir en la Via Margutta… Vacaciones en Roma, con la irresistible Audrey Hepburn, es una maravilla en todos los sentidos. Por cierto, en las películas de ahora queremos a un protagonista como Gregory Peck. ¿Quién no tiene ganas de beber un Aperol en la Piazza del Pantheon? Vivan las comedias románticas.

 

 

 

La Ventana Indiscreta (1954)

Una película -dirigida por Alfred Hitchcock- de un protagonista confinado -por otras razones- que no deja de observar a sus vecinos. Y entre observación y observación, descubre que algo misterioso ha ocurrido. Es la película perfecta para quedarse la tarde de después observando por la ventana. Eso sí, si nos vestimos como Grace Kelly en la película, infinitamente mejor. Una deliciosa película de suspense galardonada por el Círculo de Críticos de Cine de Nueva York y conocida por el mundo entero que merece ser vista una y otra vez.

 

 

 

Desayuno con Diamantes (1961)

Seguimos con Audrey Hepburn, porque como París y el cine, son buena idea. Recomiendo leer primero la novela de Truman Capote, y después, disfrutar de la película. Como apunte especial, Capote pensaba en Marilyn Monroe para protagonizar a Holly Golighty. Para las amantes de la moda, es una de esas películas deliciosas que disfrutas de principio a fin. Por cierto, hay un personaje español. José Luis Villalonga -no hago spoiler– participó en la película y era un escritor aristócrata. Imposible no soñar con la banda sonora de Henry Mancini.

 

 

 

 

El Guateque (1968)

Esta comedia es perfecta para un sábado por la noche. Dirigida por Blake Edwards, está protagoniza por Peter Selleres, que se mete en la piel de un patoso actor hindú con nombre Hrundi V. Bakshi. Por casualidades de la vida llegará a The Party -de ahí el nombre de la película en inglés, aunque preferimos el español-, causando una serie de situaciones disparatadas que nos harán caernos del sofá. El vestuario, de los 70, es un protagonista más para quien disfrute de la moda de la época. La casa donde se produce el guateque, del productor de su última película, es el escenario perfecto. La comedia que no te debes perder.

 

 

 

 

Medianoche en París (2011)

Dirigida por Woody Allen, ganó el Óscar a Mejor Guión Original. Y no me extraña. Una comedia protagonizada por el siempre divertido Owen Wilson, Rachel McAdams y la guapísima Marion Cotillard. Evidentemente, la película se produce en París… Y también la protagonizan personajes icónicos de la época: Ernest Hemingway, Pablo Picasso, Scott Filtzgerald… Y hasta ahí el spoiler. ¿Cómo lo hacen? Hay que verla. Una maravillosa cinta que nos hará leer París era una fiesta o El Gran Gatsby y que nos hace llegar a la conclusión de que cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor. Carpe diem. 

 

 

 

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart