Posted in TravelUncategorized

MENORCA, LA ISLA SLOW DEL MEDITERRÁNEO

La periodista Paloma Herce escribe para varios medios sobre ‘lifestyle’, y ha querido colaborar con Slow Love en esta época de confinamiento para transportarnos de manera virtual hasta una de las islas con más encanto de España: Menorca. En este post nos desvela numerosas recomendaciones más allá de las clásicas. ¡Toma nota!

Menorca es la isla slow del Mediterráneo. Su estilo de vida no tiene nada que ver con la movida Ibiza, la elitista Formentera o su hermana mayor, Mallorca. Una de las características que más me gustan de las Illes Baleares es que cada una tiene su propia personalidad. Menorca, en este caso, es la más tranquila de todas.

Dentro de la isla, Ciutadella, la antigua capital, es el lugar más conocido pero Mahón, la capital de verdad, guarda un montón de rincones que se deben descubrir. Para vivir de manera slow, como se vive en la isla, he hecho una lista de recomendaciones genuinas. Nos gusta Macarella y Macarelleta, tomar algo en la Cova d’en Xoroi, pero queremos hablarte de otras calas bonitas y lugares epatantes. Nos gusta Ciutadella, pero Mahón también tiene muchos rincones a descubrir. Dónde bañarte, dónde tomarte una copa, dónde disfrutar de la slow life…

 

Para bañarse:

Es Caló Blanc: es una de las calas más bonitas de la isla, sus aguas turquesas parecen pintadas al óleo. En verano suele estar abarrotada, así que en temporada baja, bañarse en ella es un auténtico lujo. También podemos probar a ir al atardecer. Con suerte, nos bañaremos solos.

Cala de Alcaufar: cuando lleguemos, huyamos de la zona de arena y localicemos dónde se situan los vecinos. Cojamos hueco en las terrazas de piedra y coloquemos la toalla. Un menorquín siempre se bañará aquí. Es una de las calitas, cercanas a Mahón, que más gustan a los vecinos de la zona. Bañarse en sus aguas cristalinas, nadar entre barcos… Es una experiencia completamente genuina.

Playa de Cavallería: es mi playa favorita para ver el atardecer o para ir a primera hora de la mañana. Su arena te traslada a Marte y su paisaje poco se parece a las calas del sur. Lo que nos gusta de Menorca es que sus panorámicas, tan diferentes según la zona de la isla, parecen de otro planeta.

Para tomar algo:

Isabella Beach Club: situado en Fornells, al norte de la isla, es uno de los pocos chiringuitos, propiamente dichos, que encontramos aquí. En Menorca no se sale de fiesta, en Menorca se toma una copa. De arquitectura blanca y ambiente chill, es ideal para tomar una cerveza por la tarde o para disfrutar de un cóctel después de cenar.

Quitapenas: de los dueños de Santa Rita, es una de las localizaciones más nuevas de la isla. Es lo que ellos llaman “un chiringuito de campo”. Quitapenas es una antigua boyera, ubicada en la carretera de Binibeca, en Sant Lluis, repleta de objetos vintage, que cuenta con una terraza en su interior perfecta para picar algo.

Som Sis: ubicado en la cala de Binidalí, es uno de mis chiringuitos favoritos. El plan comienza en su cala, dándonos un baño, después subimos y nos sentamos para ver cómo cae el sol. Está ubicado en una caseta tradicional menorquina, con una característica mesa con una botella de Gin Xoriger que se ha convertido en una de las postales típicas de la zona. Atrévete a pedir una pomada –gin fizz en la zona de Ciutadella-, la bebida típica de la isla.

Para comer/cenar:

Cristanal y Gradinata: se puede desayunar, tomar el aperitivo o comer uno de sus famosos manolitos, bocadillitos que me gusta acompañar con una copa de vino. Una cena ligera en un lugar con encanto lleno de radios de todas las épocas. Si estamos en Ciutadella, lo más parecido es el Bar Imperi, famoso por sus molletes.

Alcaufar Vell: el restaurante de este hotel boutique, en mitad del campo, es mi recomendación para una cena más especial. Su jardín veraniego, repleto de árboles y luces, es perfecto para disfrutar de una cena de esas que se alargan hasta la medianoche.

Smoix: este restaurante de Ciutadella, ubicado en un hotel que se situaba donde había anteriormente una fábrica de calzado, es una de las direcciones que deben apuntar los más foodies. Su carta se basa en producto de temporada con sello propio, el local tiene un interesante aire industrial. ¿Otra recomendación por si no hay mesa? Prueba en Rels.

El Rais: ubicado en el puerto de Mahón, de los mismos dueños de Ses Forquilles, es ideal para comer o cenar con vistas. Te recomendamos intentar reservar cerca de la ventana, para que puedas disfrutar de slas vistas del imponente puerto de Mahón. Es una arrocería donde encontramos arroces para uno -y para varios, claro-, platos de inspiración asiática y otros toques fusión.

Para dormir:

Hevresac: en pleno centro de Mahón, es un precioso hotel boutique con mucha personalidad ubicado en una casa inglesa. Es un hotelito para relajarse, no hay televisión, y disfrutar de su arquitectura, sus detalles vintage y la calma de la isla. También tienen otro hotel en Ferrerías, Ses Sucreres, por si prefieres hospedarte en el interior de la isla.

Can Araya: este hotel boutique se ubica en pleno centro de Ciutadella y me gusta no solo por su decoración, también porque tiene piscina al aire libre. Estilo rústico, arquitectura blanca, detalles de madera… Es un hotel coqueto perfecto para disfrutar de esa zona de la isla.

Torralbenc: es uno de los hoteles de lujo de la isla. Ubicado en Alaior, el alojamiento está formado por una fina menorquina con construcciones de finales del siglo XIX y principios del siglo XX en plena naturaleza pero con vistas al mar. El oasis ideal para relajarse en su piscina. Por la finca encontramos, además, restos arqueológicos del siglo II a.C, además de sus taulas, construcciones talayóticas típicas de la isla. 

Para visitar:

Lithica: las Pedreres de S’Hostal, a un kilómetro de Ciutadella, son un recinto de canteras de marés que cerraron en 1994. Ahora es uno de los rincones más mágicos de la isla. A veces es escenario de conciertos, por eso te recomendamos estar atento a la oferta cultural de la isla. Con suerte, podrás disfrutar de uno de ellos.

 

Comience a escribir y pulse Intro para buscar

Carrito de Compra