Esta semana le damos la bienvenida al mes de Agosto y no se nos ocurre mejor manera de hacerlo que compartiendo dos recetas muy refrescantes! Sabemos que a la hora de darse un capricho, hay quienes se decantan más por el dulce y quienes por el contrario prefieren lo salado. Por ello, tenemos una receta para cada tipo de comensal y con un ingrediente en común: Las cerezas.

 

Si pensamos en una receta para combatir el calor, el gazpacho es una de las primeras que nos viene a la mente. En Slow Love hemos querido darle una vuelta y ofrecer una alternativa al clásico gazpacho de tomate añadiendo una de las frutas de la temporada: La cereza.

–1 kg. de tomates maduros.
–25 g de cebolla.
–10 g de pimiento verde.
–1 pizca de ajo.
–100 g de aceite de oliva virgen extra.
–10 g de vinagre de jerez.
–200 g de cerezas.
–Sal.

Elaboración:
Lavar, deshuesar y reservar los 200 g de cerezas. Lavar también los tomates quitándoles el pedúnculo y cortar el tomate, los 25 g de cebolla y los 10 g de pimiento en cubitos pequeños.
Triturar todo junto (salvo las cerezas). Cuando esté todo bien pasado, añadir los 200 g de cerezas, la sal y volver a triturar. 
Recomendación: Servirlo bien frío. Además si tienes invitados y quieres sorprenderles, puedes decorarlo con pipas de girasol, 100 g de cerezas con rabo y algo de orégano.

Para los más golosos, hemos aprovechado las frutas que más nos apetecen en verano y hemos hecho un riquísimo zumo, perfecto para refrescarnos y tomar como postre o entre horas.

-800 g de Sandía.

-500 g de Picotas.

-1 piña.

-1 limón.

-1 trozo de jengibre fresco.

-Un puñado de hojas de hierbabuena.

Elaboración:

Pelar la sandía y quitar las semillas. 

Pelar y picar la piña reservando unos trozos.

Deshuesar las cerezas, reservando también alguna para la decoración y cortar un trocito de jengibre. Reducir la piña y las cerezas en la batidora y posteriormente hacer lo mismo con el jengibre y la sandía hasta obtener una textura homogénea. 

Colar la mezcla con un pasapurés y añadir hielo y unas hojas de menta.

Dos recetas fáciles, saludables y ¡deliciosas!

...