Hoy celebramos el día de la paz. En Slow Love creemos que un día como el de hoy no puede ni debe pasar desapercibido y por eso, queremos hacer nuestro pequeño homenaje a 5 de las personas más relevantes que nos ha dado la historia y que nos sigue regalando la actualidad como embajadores y precursores de la no violencia.

1 Mahatma Gandhi: Que seas un activista por la paz, que pongas todos tus recursos y toda tu entrega a favor de tu comunidad y que además consigas llevar a tu país (India) a lograr la independencia a través de una revolución PACÍFICA (así, en mayúsculas) iniciando un movimiento de resistencia pasiva contra Gran Bretaña tras la I Guerra Mundial, sin duda hará que tu nombre quede grabado en la historia. Confundir la paz o la resistencia pacífica con la pasividad puede resultar fácil, pero no es la idea que Gandhi transmitió. Él inventó un neologísimo que abarca su forma de resistencia llamado Satyagraha. El término puede traducirse como “insistencia en la verdad” “fuerza del alma” o “fuerza de la verdad” y representa la lucha, la resistencia y la desobediencia civil realizadas de manera sistemática con objetivos éticos.

¿El importante mensaje que nos dejó? Que a través de la paz, se puede conseguir la paz.

2 Martin Luther King: “La violencia no tiene vigencia práctica porque la vieja filosofía del ojo por ojo, diente por diente acaba dejando a todos ciegos. Este método no es correcto, este método es inmoral. Es inmoral porque constituye una espiral descendente que termina en destrucción para todos. Es falso porque persigue la aniquilación del enemigo y no su conversión”. El derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos para los negros fueron sólo algunos de sus grandes logros. No es de extrañar que en 1964 fuera galardonado con el Premio Nobel de la Paz.

3 Nelson Mandela: Activista y político sudafricano que lideró los movimientos contra apartheid (división racial sudafricana entre la minoría blanca gobernante y la mayoría negra) Fue el primer mandatario de raza negra que encabezó el poder ejecutivo y también el primero en ser elegido por sufragio universal en su país tras una larga lucha y 27 años de cárcel. Que haya recibido alrededor de 50 doctorados honoris causa por distintas universidades de todo el mundo, es sólo una pequeña parte del grandísimo reconocimiento que se merece.

4 Rigoberta Menchú Tum: La líder indígena guatemalteca que recibió el Premio Nobel de la Paz en 1992, presenció el asesinato de su hermano de 16 años a manos de los terratenientes que querían echar a los indígenas de sus tierras y el de su padre que fue quemado en la embajada de España en Guatemala en 1980, donde se había encerrado con 37 personas más para protestar por la situación indígena. Su madre fue secuestrada, torturada y asesinada por grupos paramilitares. Mientras sus hermanas se unieron a la guerrilla armada, Rigoberta inició una campaña pacífica de denuncia del régimen guatemalteco y de la sistemática violación de los derechos humanos de que eran objeto los campesinos indígenas. Con los recursos financieros que recibió del Premio Nobel de la Paz, estableció la Fundación Rigoberta Menchú Tum, con sede en Guatemala y oficinas en la Ciudad de México y Nueva York.

·

“No hay paz sin justicia

No hay justicia sin equidad,

No hay equidad sin desarrollo,

No hay desarrollo sin democracia,

No hay democracia sin respeto a la identidad y dignidad de las culturas y los pueblos”

 

5 Malala Yusufzai: Malala es nada menos que la persona más joven en haber conseguido el Nobel de la Paz (con sólo 17 años) por apoyar y defender la educación femenina estando a punto de pagar con su vida el apoyo a ésta causa. A los 11 años comenzó a escribir un blog en la web de la BBC bajo el seudónimo de Gul Makai durante la dominación talibana del monte de Swat (al norte de Pakistán). Malala escribía notas a mano y se las pasaba a un reportero de la BBC en secreto. Él las escaneaba y las enviaba por email para intentar protegerla lo máximo posible. En esa época (2008,2009) muchos niños y sobre todo muchas niñas, se quedaron sin escuelas primero por la prohibición talibana y posteriormente por los intentos combates que tenían lugar en su región. A pesar de las prohibiciones talibanas, Malala y otras niñas iban a la escuela jugándose la vida con la ayuda de algunas maestras. Su defensa de la educación femenina encendió la ira de los extremistas que ordenaron su muerte. El 9 de Octubre de 2012 la joven volvía a casa tras realizar unos exámenes cuando el vehículo en el que viajaba con otras 15 niñas fue abordado por dos hombres armados y tras identificar a Malala, le dispararon en la cabeza. Afortunadamente Malala sobrevivió al atentado y fue trasladada a Reino Unido, donde poco a poco consiguió recuperarse. “Ahora siento que es mi responsabilidad seguir trabajando por la educación y hablar por los derechos de quienes sufren el terrorismo y quienes no tienen voz”.

Hemos escogido estos 5 perfiles, pero el abanico afortunadamente es muchísimo más amplio. Dicen que quien no conoce su historia, está condenado a repetirla, por lo que recordar su gran labor y el mensaje de que se puede defender la paz desde la no violencia, es el más importante que podemos destacar en un día como hoy.

¡Feliz día de la paz!

·