Posted in SALUDSOSTENIBILIDAD

Los 5 pasos para sumarte a esta filosofía #slowlife 

 Los alimentos que ingerimos y cómo lo hacemos afectan directamente a nuestra salud, a nuestro físico e, incluso, a nuestra estabilidad mental. Esta información cada vez la tenemos más en cuenta al escoger un plato, pero lo que quizás no valoramos a la hora de elegir qué y cómo comer es la manera en la que afecta al planeta. Toma nota de estos cinco consejos y súmate a la filosofía ‘slowlife’ para cuidarte tú y proteger con gestos sencillos el mundo en el que vivimos.  

1 Compra productos de temporada 

No solo tendrán una mejor calidad, sino que serán mejor para tu salud y para tu economía. Estos alimentos tienen mayores propiedades nutricionales, al cultivarse con el clima propicio los productos de temporada conservan mejor sus propiedades nutricionales, el sabor y aromas. Además, el hecho de no forzar su cultivo para que estén preparados en meses que no les corresponde no hace que no sea necesaria su conservación en cámaras que les resta jugosidad y nutrientes. E importante: los productos de temporada tienen un menor número de residuos químicos y fertilizantes, ya que estos son más necesarios si se cultiva contra natura. Y, por último, los beneficios para tu economía, ya que el consumo de productos fuera de su temporada implica el transporte desde países lejanos, por lo tanto, se incrementa el precio y la contaminación. 

2 En tu dieta aumenta la verdura por dos y reduce la carne 

Debemos disminuir el consumo de productos de origen animal como la carne para conservar el planeta y seguir una dieta basada principalmente en verduras para así reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Consumiendo carne roja sola en pequeñas cantidades. 

3 Elige la producción sostenible 

Dentro de las alternativas apuesta por un trato responsable del producto, para esto solo debes buscar las etiquetas que lleven el sello de agricultura ecológica europea, por ejemplo. Opta también por el comercio de proximidad, evitarás los desplazamientos innecesarios y pérdidas de tiempo, ayudando así al pequeño comercio. Además, recuerda, consume alimentos producidos cerca de tu zona para evitar los transportes. 

4 Crea tu lista de la compra y evitarás tirar comida y consumir envases innecesarios 

Si elaboras una lista con los alimentos que realmente necesitas no solo no tendrás gastos extras sino que tampoco tirarás alimentos que caduquen o se estropeen por una compra en exceso. Y, piénsalo, también evitarás consumir envases innecesarios. Para ello lo mejor es comprar a granel, lleva tus propias bolsas, mejor de tela, y si tienen que ser de plástico, reutilízalas. 

5 Reinventa nuevas comida

No tires jamás la comida, planifica bien tu menú, si la cantidad es excesiva congela y ten disponibles ‘tuppers’ para otros días o súmate al método ‘slow cooking’ que organiza tus comidas y crea recetas diferentes a partir de los mismos alimentos. Además, este método procesa lo alimentos de una manera más saludable consciente. 

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart